Problemas en ECHO - 13

Problemas en ECHO - 13. Segunda partida

La historia hasta ahora:

Los héroes llegan en una quejumbrosa nave a los límites externos del sistema IONE. Su código transpondedor sigue funcionando y el control de vuelo del sistema manda el Mensaje a los espaciales. A pesar de estar en la parte “pobre” del sistema hay un intenso tráfico de naves que se dirigen al único lugar interesante cercano: la Praxis, un antiguo centro comercial e industrial venido a menos y que aloja una dudosa población de criminales, traficantes y bandas de todo tipo. En la guía de ocio del METOSP se identifica un tugurio, antaño de moda, el “Black Hole” que puede ser el que os convenga para empezar a indagar sobre los piratas.

El “Black Hole se encuentra en la ”/wikis/ciudad-orbital-praxis" class=“wiki-page-link”>Ciudad orbital Praxis, un lugar olvidado y decadente con código de seguridad naranja (los ciudadanos entran bajo su cuenta y riesgo, la mayoría de los seguros no cubren lo que pase en estas zonas); perfecto para un grupo de piratas de paso que quiere pasar desapercibido.
Sin embargo antes de poder si quiera solicitar una orden de aterrizaje, aparece una nave aduanera imperial escaneando a todas las naves cercanas. Tras detenerse más de un minuto en la nave rebelde, el canal de comunicaciones crepita con una seca orden para que se detengan al pairo y se preparen para una inspección.

El Capitán aduanero D. Grady, un pérfido y ambicioso Imperial ha elegido al azar a los jugadores para su ración habitual de soborno:

“Aqyí la corbeta Imperial I-555- ABRASIÓN. Preparense para el abordaje e inspección de cargamento: regulación Imperial Alpha Co-21”

El Capitán inspecciona una de las cajas de comida fresca proviniente de Matau en la bodega y con una triunfal exclamación expresión, se dispone a arrestar a los jugadores.
Sin embargo, aparece en escena un Caza Gauntlet que manda un mensaje en frecuencia punto a punto al Capitán Imperial.

Sin mediar palabra, este se retira tan rápidamente como llegó sin intercambiar palabra con los jugadores.

Una doble voz rasposa Ithoriana (Maarg Sonat) les indica que les siga hasta unas instalaciones mineras abandonadas en una de las lunas cercanas al gigante gaseoso principal del sistema. Si se niegan , Marg les recordará que con un chasquido de dedos puede traer de vuelta la presencia Imperial. Además, si no van con él no podrán averiguar como Marg sabría que los jugadores iban a ser arrestados.
Cuando llegan al lugar, un ajado droide de protocolo es su única recepción. Este les da una generosa paga por el cargamento que llevan (con un pequeño suplemento de 5.000 créditos), así como un regalo especial: un cristal de datos con las imágenes de la ejecución de un humano que reconocen; es el simpático técnico de aduanas que les hechó una mano en Mataou…

Después de tan rocambolesca llegada al sistema IONE, por fin se pueden desplazar al infame garito “Black Hole”. Con las preguntas y actitud adecuadas, los jugadores rapidamente siguen la pista de los piratas que les asaltaron; por fin están a mano, concretamente en una zona de antiguos almacenes dominada por las bandas y criminales.
Un lugar ciertamente peligroso.

Cuando llegan al hangar donde se refugian los piratas todo se precipita. Los piratas reconocen de inmediato a los jugadores y se entabla un tiroteo en plena calle, aunque esto no parece importar a nadie.
Los piratas que en la nave deciden poner distancia y elevan la nave
Pero Melleriana y Pakhi logran colarse en el interior, mientras el resto del grupo termina de despachar a los que quedan en tierra.
Fnalmente el YT-2000 aterriza precipitadamente, casi desplomándose en vertical en el hangar 16. Los rebeldes atravesáis el umbral de la reventada escotilla del transporte. En el interior Pak’hi y Melleriana han capturado al último integrante de los piratas que atacaron Hoth. En la calle hay una carnicería y la entrada al hangar está adornada con los restos de una decena de matones. Tarde o temprano las autoridades locales, si no las imperiales, aparecerán por aquí y descubrirán lo que ha pasado. …

Comments

peivol peivol

I'm sorry, but we no longer support this web browser. Please upgrade your browser or install Chrome or Firefox to enjoy the full functionality of this site.